Home » Columnas » “Desde la banca” – El fútbol como medio de motivación.

“Desde la banca” – El fútbol como medio de motivación.

FOTOS INTERNET

Previous Image
Next Image

info heading

info content


El maravilloso mundo del fútbol tiene un sin fin de aplicaciones distintos aspectos de la vida cotidiana, el gran arraigo que tiene este deporte con la sociedad mexicana ha hecho que este se convierta en parte fundamental de la cultura deportiva de una nación que esta habida de alegrías y papeles trascendentales.

La motivación es un aspecto, un medio, una actitud que puede generar o mover a la persona a satisfacer una necesidad de tal manera que la busque con herramientas positivas para llegar a su meta.

Es aquí cuando hacemos una comparación, ¿cómo un deporte como el fútbol puede motivar a sus aficionados a realizar cosas importantes?

Para explicar y aterrizándolo a una situación reciente, regresaremos nuestra memoria al año 2012, teniendo como lugar la ciudad de Londres, Inglaterra sede de los Juegos Olímpicos.

La selección mexicana sub 23 sería parte de la justa olímpica con el objetivo claro de trascender y no hacer un ridículo más en esta competición. Luis Fernando Tena comandaba un equipo que si bien tuvo momentos brillantes, como la obtención del Preolímpico 2011 y los Panamericanos de 2011, el sello real era la turbulencia e inestabilidad causas por la indisciplina de algunos jugadores.

Los malos resultados se apoderaron de este representativo en los meses previos al debut en Londres, había más dudas que certezas, pero los jugadores solo tenían una cosa en la cabeza, ir por el oro, enterrar los momentos oscuros y llegar renovados a esta cita.

Primera ronda regular, empate a cero con Corea del Sur, triunfo presupuestado ante Gabón y una difícil victoria ante Suiza le permitió a los aztecas seguir soñando. En la ronda eliminatoria pudimos ver al México que el país y los aficionados necesitaban sobre el terreno de juego, ante Senegal se empató a dos en el partido y en el tiempo extra se logró la victoria con dos goles más.

La motivación estaba ya presente en los juveniles mexicanos, disfrutaban lo que hacia en el campo y sabían que la meta estaba cada vez más cerca.

En semifinales Japón se plantó como el típico “caballo negro” de la competencia, los orientales se fueron arriba y una vez más los aztecas remarían contra corriente, a sabiendas que tenían paralizado a un país entero, México logró la voltereta para enfrentar a Brasil en la final.

El día llego y el oro estaba muy cerca, Luis Fernando Tena fue el encargo de imponer una mentalidad ganadora al equipo que salió a derrotar a Brasil y proclamarse campeón olímpico por primera vez en la historia.

¿Motivación? La hubo en cada una de las personas de esta selección, la hubo en un Diego Reyes con 17 años de edad que desde que salió de México le prometió a su familia llegar con el oro, la hubo en Oribe Peralta que tuvo durante toda su estancia en Londres pegado a él un dibujo hecho por sus hijas donde tenía una medalla colgada.

Y en la sociedad ni se diga lo que importo esta victoria, un país entero apoyo al equipo verde con la ilusión de verlo arriba de grandes potencias mundiales, sin duda alguna esto inspiro a más de una persona a sobresalir a también, a dejar los temores de lado e intentar hacer cosas que serían vistas como imposibles, a trabajar cada día más para obtener mejores resultados, a sacrificarse en busca de mejores oportunidades y sobre todo a que el sueño que se tenga no se quede en eso, sino levantarse y emprender el camino para volverlo realidad.

 

Comenta

No te lo pierdas!

Deporte con puntos y comas-Deporte y empoderamiento femenino

El deporte constituye en la actualidad uno de los pasatiempos mundiales de mayor importancia, esto …

Deja una respuesta

Or