Deporte…con puntos y comas-La vigorexia

Previous Image
Next Image

info heading

info content


La sociedad moderna orilla a los seres humanos a preocuparse obsesivamente por la imagen de su cuerpo; así es como vemos en los anuncios de televisión y cine a hombres y mujeres con cuerpos perfectos e inalcanzables. Es por esto que al tratar de seguir esos patrones muchas personas se desvían y lo convierten en una obsesión.

Alguna vez has escuchado seguramente que alguien se refiere a una persona diciendo, tiene complejo de Adonis, pero tal vez no le tomes con seriedad pues supondrás distintos conceptos, sin embargo si te digo VIGOREXIA sabrás que estoy hablando de un trastorno de la conducta alimentaria que, al igual que la anorexia, aparece como consecuencia de una imagen corporal distorsionada. Normalmente afecta a varones que se perciben como “demasiado delgados” y con insuficiente masa muscular, y como consecuencia realizan ejercicio físico de manera continuada y exagerada, rechazan alimentos grasos e incorporan a su dieta gran cantidad de proteínas e hidratos de carbono.

Las personas que sufren de vigorexia están haciendo ejercicio desmedido y constantemente, sin preocuparse ni un momento por el daño que esto pueda causar a su salud. Existen distintos factores que hacen que una persona desarrolle vigorexia. La baja autoestima es clave en el momento de hablar de vigorexia, ya que las personas con muy este padecimiento emocional sufren de una autoimagen distorsionada, es un padecimiento relativamente nuevo, lo que hace que exista poca información y difusión sobre el mismo. En el momento que una persona comienza a hacer ejercicio desmedido los demás en su entorno lo aprueban porque lo ven como algo positivo y normal.

Las consecuencias que puede traer este trastorno entre otras muchas son la pérdida de proporción del cuerpo, problemas óseos, lesiones musculares, hepáticas y cardíacas, inclusive serios problemas de fertilidad y de tipo sexual. Es muy importante conocer algunos signos de alerta como son el consumo de medicamentos para obtener mejores resultados en el gimnasio  sin ningún control médico, obsesión por un cuerpo musculoso y tonificado, obsesionarse con hacer dietas para ¨mejorar¨ su cuerpo. La mayoría de las dietas que realizan los vigoréxicos son altas en proteínas y bajas en calorías. Y tener una actitud sumamente narcisista que se manifiesta en acciones como estar constantemente viéndose en el espejo, pesarse muchas veces al día, hablar todo el día del físico y pensando cómo lo van a mejorar.

Afortunadamente existen muchos esfuerzos para combatir este mal moderno, aunque sabemos que la mejor medicina siempre será la prevención fortaleciendo la autoestima.

 

Violeta

Comenta

About Violeta Campos Albarrán

Para mayor contacto puede escribir a violetajudo@hotmail.com

No te lo pierdas!

Deporte con puntos y comas-Deporte y empoderamiento femenino

El deporte constituye en la actualidad uno de los pasatiempos mundiales de mayor importancia, esto …

Deja una respuesta

Or