Deporte con puntos y comas-Deporte y empoderamiento femenino

Previous Image
Next Image

info heading

info content


El deporte constituye en la actualidad uno de los pasatiempos mundiales de mayor importancia, esto se observa en el aumento de participantes, en el tiempo y en el espacio que le dan los medios masivos de comunicación, así como en el impactante crecimiento de la industria deportiva. Así también, ha alcanzado un papel predominante en las políticas gubernamentales tanto educativas como de salud.

Sin embargo hay muchos casos de mujeres que no se han “lanzado” a la aventura de ejercer sus derechos con libertad, entre ellos el deporte, por miedo a “no poder”, porque el sentimiento ha arraigado tanto que, incluso, cuando otra mujer quiere hacerlo, el consejo de sus congéneres es “piénsalo bien”, y los comentarios van desde “¿no te da miedo?”, hasta “ojalá que no te pase nada malo”, como si hacer uso de una prerrogativa establecida en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que señala igualdad de derechos para todos mexicanos, hombres y mujeres, fuera un acto negativo.

Una mujer que desarrolla las capacidades del movimiento ,la coordinación, la orientación espacio-temporal, el equilibrio, la estructuración del esquema corporal, el conocimiento y control del propio cuerpo, la fuerza y resistencia musculares, la resistencia cardio-respiratoria, la velocidad, la flexibilidad y la agilidad, es una persona más competente para cualquier situación vital.

Estas cualidades se desarrollan a través de la práctica físico-deportiva. Además, el deporte aporta libertad de movimiento corporal, estimula el abandono del espacio privado doméstico y facilita las relaciones personales y sociales. En definitiva, empodera a las mujeres.

Y sí, es lógico que, desde una perspectiva crítica, el deporte élite sea inaceptable a causa de la falta de democracia en sus instituciones, su presencia y tratamiento en los medios de comunicación, el papel que juega en la alienación de la ciudadanía, etc. No obstante, en vez de rechazarlo o eludirlo, es necesario poner la lupa de la igualdad sobre este tema para cambiar la perspectiva. Será la única manera de entender que el deporte, además de discriminar a las mujeres de su ámbito, desempeña un papel de primer orden en apuntalar el sistema patriarcal y reforzar la desigualdad entre mujeres y hombres.

Comenta

No te lo pierdas!

Deporte con puntos y comas-La homosexualidad en los deportes

Durante siglos, el deporte se ha considerado como una de las expresiones más masculinas en …

Deja una respuesta

Or