Powered by free wordpress themes

Home » Columnas » Deporte con puntos y comas:Mujeres Olímpicas, hoy nos enseñan más que deporte

Powered by free wordpress themes

Deporte con puntos y comas:Mujeres Olímpicas, hoy nos enseñan más que deporte

Previous Image
Next Image

info heading

info content


Baten récords y ganan medallas, las atletas de los Juegos de Río están demostrando al mundo su capacidad para superar adversidades y romper prejuicios. Estas son algunas inspiradoras mujeres en #Rio2016.

Pocas palabras hacen falta para describir el poder de esta imagen. Dooa El-Ghobashy, de Egipto, y Kira Walkenhorst, de Alemania, se encontraron frente a frente en la pista de voley de playa y representaron con sólo un salto la interculturalidad de unos juegos olímpicos.

Oksanda Chusovitina es una lección de historia geopolítica y pasión inagotable por el deporte. A sus 41 años, es la atleta más longeva de las olimpiadas, y ha competido con cinco delegaciones y países distintos. Los ojeadores de Uzbekistán, su país natal, detectaron su potencial como gimnasta cuando sólo tenía 10 años. Fue con la Unión Soviética, la Comunidad de Estados Independientes, el Equipo Unificado (formado por los ex-miembros de la desaparecida URSS), después volvió al equipo de Uzbekistán, compitió con Alemania cuando su hijo fue tratado allí de leucemia, y ahora triunfa con Uzbekistán de nuevo.

Rafaela Silva creció en el entorno empobrecido donde millones de brasileños intentan sobrevivir, la favela conocida como Ciudad de Dios. Gracias a muchísimo esfuerzo y una confianza casi ciega, Silva logró clasificarse para competir en el equipo olímpico de judo, y ha ganado la primera medalla de oro para Brasil, en la categoría femenina de 57kg.

El pasado verano, la joven Yusra Mardini iba en una balsa cargada de refugiados cuando el motor se estropeó y tuvo que lanzarse al agua para empujar la embarcación hasta la costa. Era de las pocas que sabía nadar. Las condiciones en su país natal, Siria, provocaron que ella y su hermana tuvieran que dejarlo todo y partir hacia Grecia, pasando por Turquía y arriesgándose a perecer en el Mediterráneo.

Ahora es una de las estrellas del equipo de refugiados que está compitiendo en los juegos, y ha ganado la primera carrera de 100 metros en estilo mariposa.

“Medallista de oro olímpica. Madre primeriza, yendo a Rio por más medallas de oro en 2016”. En este orden se describe la nadadora estadounidense Dana Vollmer, que ya ha ganado dos medallas en estos juegos (plata y bronce) y que está ocupando el tema de conversación por su visión honesta del embarazo y el parto, lejos de los típicos relatos azucarados. Más que enfocar su embarazo como un obstáculo o algo que superar, Vollmer lo trata como un paso más en su trayectoria y un punto de apoyo.

Observar la carrera de natación de 400 metros estilo libre en la que Katie Ledecky batió su propio récord mundial es como presenciar la heroicidad de un ser sobrenatural.  Cuando por fin se apoya en el bordillo para observar el marcador, ya lo sabe: tenía medalla de oro y había hecho historia al superar su estadística. La cifra: 3 minutos con 56,46 segundos, una diferencia de casi dos segundos respecto a su tiempo anterior. Es el duodécimo récord que Ledecky ha marcado desde las olimpiadas de Londres de 2012.

Majlinda Kelmendi volverá a su hogar en Kosovo con el honor de haber conquistado la primera medalla olímpica para su país –y además de oro. La campeona de judo, que antes representaba a Albania, participaba en estas olimpiadas como parte del equipo de Kosovo, que entró en el Comité Olímpico Internacional hace sólo dos años. Esta es la primera ocasión que los atletas pueden competir con la bandera de Kosovo. La deportista dijo a la prensa: “He demostrado [a los niños de Kosovo] que incluso después de la guerra, de haber sobrevivido, si quieren algo pueden conseguirlo. Si quieren ser campeones olímpicos, pueden serlo –incluso si venimos de un pequeño y pobre país.

Comenta

No te lo pierdas!

Deporte con puntos y comas-La homosexualidad en los deportes

Durante siglos, el deporte se ha considerado como una de las expresiones más masculinas en …

Deja un comentario

Or